El Museo San Miguel de Azapa

Este museo San Miguel de Azapa exhibe de manera muy ordenada la historia del poblamiento en los distintos pisos ecológicos La costa, los valles, la precordillera y el altiplano, en sus vitrinas se observan hermosos tejidos, cerámicas y artefactos relacionados al rito de épocas pre-incaicas hasta la época moderna... 

 

 

 

 

Este museo San Miguel de Azapa exhibe de manera muy ordenada la historia del poblamiento en los distintos pisos ecológicos La costa, los valles, la precordillera y el altiplano, en sus vitrinas se observan hermosos tejidos, cerámicas y artefactos relacionados al rito de épocas pre-incaicas hasta la época moderna pasando por la explotación del olivo en el valle de Azapa y las distintas influencias culturales que a lo largo de la historia han aportado en conocimiento.  Cuenta además con la exclusiva sala Chinchorro, espacio especialmente dedicado a los pescadores que vivieron en la costa, quienes destacan mundialmente por sus avanzados procesos de momificación artificial, de los cuales se conservan ejemplares con 10.000 años de antigüedad, junto a sus herramientas de caza y vestimentas.

Es recomendado para la familia y publico en general, el valor de la entrada es de $2000 pesos por persona quienes comenzaran su recorrido con la exposición "Arica prehispana", donde se exhibe el cráneo del hombre de Acha, el habitante más antiguo que se registra en la zona, en lo particular me gustan las cerámicas y su considerable evolución en el transcurso de los años con su influencia tiwanaku, desarrollos locales e Inka. Entre sus jardines de especies vegetales locales siempre me detengo a observar y fotografiar su parque de petroglifos, grandes bloques de piedra rescatados de la destrucción que alcanzo el territorio donde los antiguos practicaban entregar mensajes en las superficies rocosas aledañas a sus asentamientos como por ejemplo San Pucara o Pukara San Lorenzo, ubicado a solo algunos minutos del lugar. También resulta un panorama interesante continuar por la carretera y acceder a San Miguel de Azapa que dispone de una buena oferta gastronómica y a precios muy competitivos. Para quien como yo disfrute tomar fotografías, las puede hacer dentro del museo, pero se prohíbe tajantemente el uso del flash y/o trípode dentro de las salas, lo que complica al momento de conseguir imágenes de calidad, es decir que no salieran ni movidas ni muy granuladas, debido a la escasa luz que condiciona el cuidado de tan antiguos objetos. Puedo recomendar estabilizar de la mejor forma posible la cámara, o celular apoyando los codos en el cuerpo y presionar suavemente el botón disparador, soltar este botón solo una vez tomada la fotografía.

Se venden souvenirs y literatura relacionada.

 

Horario de atención:

Abre sus puertas de lunes a domingo entre 10 y 18 horas.

En verano el horario es entre 10 y 20 horas.

 Ubicación:

 Imagenes:

 

 

 

 

 

  • Webmaster: Johnny Flores